Cómo se solicita la Ley de Dependencia


¿Sabes de qué manera se pide la Ley de Dependencia? ¿Y los servicios y posibilidades a los que da derecho? Si te hallas en esta situación o bien lo está algún familiar tuyo, acá tienes las claves para pedir las posibilidades que precisa. Consulta los requisitos mínimos.

1. ¿Qué es la ley de dependencia?

Se trata de la Ley 39/2006, de catorce de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. Esta se conoce popularmente como la “Ley de Dependencia”.
Se trata de una ley mediante la que se crea el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. Este sistema consiste en una serie de posibilidades y servicios que se destinan a fomentar la autonomía personal, como la protección y atención de personas. Esto se hace mediante servicios públicos y privados concertados, acreditados a dicho efecto.
Estas personas deben ser dependientes, bien por padecer una enfermedad, o bien a raíz de un acontencimiento que las incapacite. Asimismo se puede estimar dependiente a una persona a raíz de su avanzada edad.
En esta ley, la dependencia se traduce en la incapacidad funcional para desarrollar actividades del día tras día, y en concretar de ayuda para poder realizar dichas actividades rutinarias.

2. Grados de dependencia reconocidos

Los grados de dependencia que se reconocen en esta Ley son los siguientes:
Dependencia moderada (Grado 1)
Es el caso de las personas que precisan ayuda para las actividades básicas rutinarias cuando menos una vez al día. Asimismo cuando la persona precisa de apoyo intermitente o bien limitado en su autonomía personal.
Dependencia severa (Grado dos)
Se trata de aquellas personas que precisan de ayuda para sus actividades básicas cada día 2 o bien 3 veces al día. No obstante, no se precisa de apoyo permanente de un cuidador o bien no se tienen necesidades de apoyo extenso para la autonomía personal.
Gran dependencia (Grado tres)
Personas que precisan ayuda en la realización de múltiples actividades básicas y rutinarias a lo largo de múltiples veces al día. Son personas que tienen esta complejidad a raíz de haber perdido por completo su autonomía física, intelectual, sensorial o bien mental. En estos casos se precisa el apoyo permanente de otra persona, o bien se tienen necesidades extendidas de apoyo para la autonomía personal.

3. Requisitos para cobrar la ley de Dependencia

Para pedir los servicios y posibilidades reconocidos por medio de la Ley de Dependencia hay que cumplir los próximos requisitos generales:
Encontrarse en ciertos grados de dependencia establecidos por dicha ley.
Radicar en territorio de España, y haberlo hecho cuando menos a lo largo de 5 años. 2 de estos años deben ser de manera inmediata precedentes a la data en que se presente la petición. En el caso de los menores de cinco años, este requisito de vivienda se referirá a quien ejercite su guarda y custodia.
Quienes cumplan los requisitos precedentes, mas no tengan la nacionalidad de España, van a estar a lo establecido en la Ley Orgánica 4/2000, de once de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social. Va a haber que examinar asimismo lo establecido en los convenios internacionales, como en los convenios festejados con el país de origen de la persona. En el caso de los menores de cinco años, hay que estar asimismo a lo previsto en las Leyes del Menor que estén actuales, a nivel estatal, autonómico y en tratados internacionales.
El Gobierno puede establecer además de esto medidas de protección de los españoles no residentes en España.

4. De qué forma se solicita

La petición de la ley de Dependencia se comienza por la parte de la persona que esté perjudicada por un grado de dependencia. En su caso, va a ser su representante quien empiece el procedimiento.
Dicha persona debe presentar el modelo oficial pertinente en la Administración pública eficiente. Puedes preguntar cuál es la Administración a la que te debes dirigir en el próximo enlace:
Portal de la Dependencia- Órganos Gestores: Comunidades Autónomas y Direcciones Territoriales del Imserso
Quiénes pueden pedir el reconocimiento de la dependencia
Pueden solicitar el reconocimiento de la situación de dependencia las próximas personas:
Españolas o bien españoles, sean de origen o bien por vivienda.
Extranjeras o bien extranjeros que radiquen legalmente en España.
Menores, esto es, españoles o bien extranjeros que tengan menos de dieciocho años. En el caso de que sean menores de cinco años, el requisito de vivienda se demanda a quien ejercite su guarda y custodia.
Emigrantes retornados.

5. Servicios y posibilidades que da derecho el reconocimiento de la dependencia

Cuando se reconoce la situación de dependencia, se adquiere el derecho a diferentes servicios y prestaciones:
Servicios de prevención de la dependencia, y promoción de la autonomía: programas precautorios y de rehabilitación.
Servicios de ayuda a domicilio: para atender las necesidades al día de la pesona dependiente, en su residencia.
Centros de Día y de Noche, que prestan exactamente los mismos servicios relacionados con las necesidades del día tras día.
Servicios de Atención Residencial, para quellos casos que requieren una atención absoluta y de manera constante.
Servicios de teleasistencia. Estos servicios atienden a las personas dependientes instantánea y urgentemente.
Prestación económica vinculada al servicio. Es un subsidio que se entrega en aquellos casos en los que no se puede acceder a servicios públicos de cuidados.
Apoyo para cuidadores no profesionales, y ayuda para los cuidados en el ambiente familiar. Se puede acceder a estas posibilidades cuando el cuidador sea un familiar de hasta el tercer grado del dependiente, y lleve por lo menos un año desempeñando estas tareas en el instante de la petición.
Prestación económica de asistencial personal. El fin de esta prestación es poder contratar a un cuidador a lo largo de una cantidad regulada de horas al día.

Más información

Ley de Dependencia
Portal de la Dependencia