Cómo trabajar en una funeraria.


Rate this post


Las funerarias son el sitio experto en el funeral o bien incineración de las personas que han fallecido, un factor más que ayuda a comenzar la etapa del duelo entre los seres queridos del pasado a mejor vida. Los trabajos de una funeraria están caracterizados por su solemnidad, quietud y serenidad; siendo ciertos profesionales más respetados; si bien la presencia de la muerte pueden hacer mella en el estado de ánimo de ciertas personas.

Diferentes puestos en una funeraria y sus funciones

Trabajar en una funeraria es una salida laboral para muchos profesionales, considerablemente más de los que a priori tenemos presente. Como en cualquier negocio se precisa de personal administrativo, contable o bien de atención al público para regular todos y cada uno de los actos que tienen sitio en el centro. Con todo, hay unos pocos profesionales que únicamente pueden desarrollar su actividad en el ámbito, quienes se preguntan de qué manera trabajar en una funeraria al incorporarse al mercado de trabajo por vez primera.

Técnico en Tanatoestética: Popularmente conocidos como los ‘maquilladores de muertos’, estos profesionales de la tanatología disponen de conocimientos de estética y habilidades de maquillaje para pieles de fallecidos. So los profesionales encargados de ofrecer un mejor aspecto a los cuerpos que llegan a las funerarias a fin de que estos puedan ser mostrados a los familiares y amigos a lo largo del velorio. [Cursos tanatoestética gratis]
Técnico en Tanatopraxia: En ocasiones, los fallecidos cuentan con tejidos, prótesis, marcapasos y otros dispositivos contaminantes que han de ser retirados para su entierro. A la inversa de lo que podría aguardarse, los médicos o bien forenses no se hacen cargo de extraer estos elementos del cuerpo de los fallecidos. Los técnicos en tanatopraxia tienen los conocimientos precisos como paso anterior para la reconstrucción y restauración del cadáver; entre aquéllos que se incluyen estas funciones. [Cursos tanatopraxia gratis]
Agente funerario: Los Agentes Funerarios son los profesionales con conocimientos básicos sobre anatomía y fisiología humana que se hacen cargo de identificar las perturbaciones blog post-mortem para realizar el proceso de embalsamamiento más conveniente para cada fallecido. Además de esto, están formados en todos y cada uno de los campos de la Administración Funeraria, siendo unos profesionales valiosísimos para regular los servicios funerarios.
Forense: Aunque no trabajan de manera directa en las funerarias, su trabajo está de manera estrecha ligado a estos centros. Se trata de médicos especialistas en los cambios del cuerpo humano desde la pérdida de la vida hasta la desintegración. Por este motivo, son los encargados de estudiar y garantizar la causa de la muerte del fallecido.

Qué estudiar para trabajar en servicios funerarios

Si te preguntas de qué forma entrar a trabajar en una funeraria, has de saber que el paso inicial es tener una capacitación conveniente a las plazas libres libres en el campo. El personal relacionado con el planeta de los negocios y organización de acontecimientos tiene cabida en el campo funerario, aun en la Medicina hay una especialidad centrada en el estudio de los fallecidos (Médico Forense). En estos casos, es suficiente con orientar la carrera a ofertas de empleo en el ámbito funerario.
Sin embargo, si te resulta interesante formarte en la tanatología no dispondrás de titulaciones oficiales; la única opción son cursos formativos que dan un Certificado de Profesionalidad. Estos estudios habilitan para trabajar en el campo de la tanatoestética, tanatología o bien la administración de funerarias; siendo lo idóneo llenar estos 3 recorridos para ofrecer una preparación completa.
Descubre acá los cursos de tanatoestética y tanatopraxia sin coste.

Requisitos

Los empleados del campo deben cumplir una serie de requisitos para trabajar en una funeraria, en especial en lo que se refiere al respeto cara los fallecidos y el trato con las personas que asisten a su velorio. Los trabajadores del campo deben entender que tratan con personas que han perdido últimamente un ser querido, quizá en circunstancias traumáticas, y han comenzado la fase del duelo. La entendimiento y empatía son requisitos.
Además, todos y cada uno de los empleados deben sostener la serenidad, la calma y el calmo propios de estos espacios como muestra de respeto cara los familiares y amigos que asisten a los diferentes velorios. Por otra parte, aquellos trabajadores en contacto directo con los cuerpos precisan conocer las reglas de seguridad para poder desenvolverse en estos ambientes sin peligro a contaminarlos, padecer enfermedades o bien accidentes laborales.