¿Cuánto tiempo puedo estar de baja por ansiedad?


Rate this post

En ocasiones, una situación de ansiedad se puede volver tan grave, que al trabajador no le queda más remedio que pedir una baja laboral. ¿Cuánto tiempo se puede estar de baja por ansiedad? A continuación damos respuesta a esta y otras preguntas relacionadas con la ansiedad.

1. ¿Qué es la ansiedad?

Se trata de un mecanismo de defensa contra situaciones que se perciben como peligrosas o amenazantes. Normalmente, esta situación permite adaptarse, mejorar el rendimiento y mantenerse alerta. Pero en determinados casos, la ansiedad repercute negativamente en la salud, hasta el punto de que puede ser necesario tener que pedir una baja laboral por ansiedad. De hecho, son muchos los trabajadores que se ven obligados a pedir una baja por ansiedad, ya que la situación se torna tan grave, que no se puede rendir a nivel laboral y además, es necesario para la recuperación.

2. ¿Qué provoca la ansiedad?

Son varios los factores que pueden desembocar en ansiedad. Entre ellos, cabría destacar los siguientes:

  • Impedimentos a la hora de alcanzar algo que se desea.
  • Situaciones que desbordan a la persona.
  • Consumir sustancias estimulantes.

3. ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Los síntomas que presente la ansiedad van a depender de la persona que la sufra, así como de la situación que le haya llevado a ello. Pero de forma general, se pueden clasificar en estos tipos de síntomas:

  • Físicos: Taquicardias, dificultades para respirar, sensación de presión en el pecho, náuseas y mareos.
  • Psicológicos: Sensación de vacío, necesidad de escapar, indecisión e incluso miedo a la muerte.
  • Conductuales: Por ejemplo impulsividad o inquietud.
  • Sociales: Irritabilidad y problemas para relacionarse con otras personas.

4. ¿Cómo se pide la baja laboral por ansiedad?

Cuando un trabajador siente ansiedad, y esto empieza a influirle negativamente no solo en su vida privada sino también en el trabajo, debe ir a su médico de cabecera para que lo analice y haga un diagnóstico adecuado. Si lo considera conveniente, le dará una baja laboral por ansiedad. Esta situación se debe atender cuanto antes, porque en caso contrario los síntomas podrían agravarse. Y si el problema es que se tienen dudas sobre estos trámites, siempre se puede pedir asesoría jurídica en un despacho de abogados.

5. ¿Cuánto tiempo puedo estar de baja por ansiedad?

La baja se puede cobrar hasta un plazo máximo de un año, prorrogable por otros seis meses más. Si bien estas son las condiciones generales, estas se pueden mejorar mediante el Convenio Colectivo aplicable al sector.

6. ¿Cuánto se cobra durante la baja?

Si la ansiedad se considerara como una enfermedad común, y por lo tanto se consiguiera una baja laboral, se cobraría:

  • Durante los tres primeros días, no se cobra nada.
  • Desde el día 4 al 20, el 60% de la base reguladora.
  • Del día 21 en adelante, el 75% de la base reguladora.

¿Cómo se calcula la base reguladora?

Para obtener la base reguladora hay que partir de al base por contingencias comunes del mes anterior, que se refleja en la nómina. Esta base se tiene que dividir por el número de días del mes.

7. ¿Puede pedir la baja por ansiedad un autónomo?

Los autónomos podrán pedir una baja laboral por ansiedad, siempre que reúnan un período de cotización de 180 días, y estén al día en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

8. ¿Se puede ir de viaje estando de baja por ansiedad?

El paciente podrá hacer todo aquello que no perjudique a su recuperación. No existe un listado de cosas prohibidas ni permitidas mientras que se está de baja, sea por ansiedad o por cualquier otra causa. La Ley tan solo entra a establecer que el subsidio puede ser denegado, anulado o suspendido si el beneficiario:

  • Actúa fraudulentamente;
  • Trabaja, sea por cuenta propia o ajena;
  • O si abandona el tratamiento sin causa razonable.

Lo mejor es preguntar al médico en cada caso, pero de manera general, se puede:

  • Salir a la calle, siempre que la patología no obligue a quedarse en casa.
  • Acudir a una fiesta, si la enfermedad no lo impide. De hecho, si el médico no dice lo contrario, puede ser aconsejable realizar actividades que permitan relajarse.
  • Presentarse a un examen, salvo que sea perjudicial para la situación clínica del paciente, o si las actividades que comporta el examen son de características similares y de la misma duración que las del trabajo del que se ha pedido la baja.
  • Viajar: siempre que esto no impida acudir a por los partes y a las citas médicas,  que no impida a la recuperación y dicho viaje no sea indicativo de que se ha superado la situación de ansiedad. En todo caso, se aconseja estar localizable, ya que se puede solicitar una cita para una revisión o prueba médica.

Más información

En este artículo te ofrecemos información relacionada con este tema:

¿Se cotiza en la Seguridad Social estando de baja?