¿Se puede vender artesanía sin ser autónomo?


Rate this post

¿Estás pensando empezar a vender los artículos que tú mismo creas? En ese caso, quizás no te termines de decidir porque no puedes darte de alta como autónomo. En este artículo te contamos si se puede vender artesanía sin ser autónomo, ¡atento!

1. ¿Se puede vender artesanía sin ser autónomo?

En muchas ocasiones, las personas que desean vender artesanía montan un pequeño mercadillo cercano a su domicilio, en el que ponen a la venta aquellas cosas que han creado. Al principio no suelen vender mucho, porque aún no son muy conocidos. Ante una situación como esta, pagar la cuota de autónomo puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Lo que ocurre es que muchas personas se arriesgan, porque han escuchado que si no se llega a un mínimo de ganancias, no es necesario hacerse autónomo. Pero esto no es exactamente así. De hecho, muchas veces los artesanos son multados por inspectores de trabajo que visitan estos mercadillos.

Si preguntas en la Seguridad Social, sin duda alguna te dirán que hay que ser autónomo desde el primer céntimo que ganes. En caso contrario, estarás cometiendo una ilegalidad, y estarás expuesto a ser multado por ello. Multas por cierto nada desdeñables, porque estas van de los 6.000 euros en adelante.

Quizás te estés preguntando ya, ¿entonces, por qué hay quien piensa que no hay que ser autónomo si se vende poco? Te lo explicamos en el siguiente apartado.

2. El SMI: un criterio que no es seguro

El problema es que existen sentencias que establecen que, cuando las ganancias no alcanzan el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), no es necesario darse de alta como autónomo. Pero hay que tener muchísimo cuidado con esta cuestión. Si bien es cierto que este criterio ha sido a veces recogido por los Tribunales en su jurisprudencia, este no se encuentra establecido en ninguna Ley.

Las consecuencias se pueden imaginar. Si una persona que está vendiendo no se encuentra dada de alta como autónoma, puede alegar el criterio del SMI. Pero el inspector de trabajo no tiene por qué validar el mismo, de modo que si lo quiere así, puede interponer una multa.

Si no estás dado de alta como autónomo, el inspector de trabajo te puede multar, aunque no alcances el SMI con tus ventas.

Así las cosas, puede parecer que iniciarse en la venta de artesanía no sale a cuenta. Pero por suerte, existe una solución a este problema. Se trata de las cooperativas de vendedores ambulantes, de las cuales forman parte la mayoría de las personas que van a estos mercadillos, sean artesanos o no.

3. ¿En qué consisten las cooperativas de vendedores ambulantes?

Tal como su nombre indica se trata de cooperativas, a las que una persona puede unirse pagando una cuota de entrada y después una mensual, que suele ser muy asequible, a un autónomo que las repercute luego a la Seguridad Social. Este autónomo paga una cuantía menor, dado que se beneficia de unas subvenciones por constituir una cooperativa.

Existe además una serie de bonificaciones propias, por ejemplo en el caso de no haber sido nunca autónomo. De modo que se puede llegar a pagar entre 35 y 130 euros al mes, mucho menos que un autónomo normal, salvo en el caso de que puedas acogerte a la tarifa plana de autónomo (en ese caso solo pagarás 50 euros al mes durante un año). Dentro de ese importe se encuentra el pago a la cooperativa.

4. ¿Tiene que hacer la declaración de la renta un artesano?

Al igual que el resto de los profesionales, los artesanos no tendrán que realizar la declaración de la renta a menos que lleguen al mínimo mensual que obliga a hacerla. Lo que ocurre es que los vendedores ambulantes no suelen alcanzar ese tope, razón por la cual casi nunca la hacen.

 5. ¿Hay que tener un seguro para vender artesanía?

Si te instalas en un mercadillo que tenga una carpa, lo mejor es que este cuente con un Seguro de Responsabilidad Civil. Ten en cuenta que este elemento puede causar daños a terceras personas, si por ejemplo se cae o a causa del viento sale volando. Estas situaciones se encuentran cubiertas por esos seguros, que pagarían los daños ocasionados. Además, si se paga entre todos los miembros de la Cooperativa, su importe resulta muy económico para cada uno de ellos.

6. Internet como medio para vender productos artesanos

Cada vez son más las personas que deciden emprender en Internet, ante  los costes que les supone fundar un negocio a pie de calle. De modo que si tu intención es vender las cosas que tú mismo haces, puedes crear una tienda online. Estos comercios electrónicos requieren de un gran trabajo para darse a conocer, pero con esfuerzo y constancia, pueden dar muy buenos resultados.

Más información

 Si este artículo te ha resultado interesante, en los siguientes puedes encontrar mucha información relacionada:

Cita previa para darse de alta como autónomo

Ayudas para autónomos 2018