Ayudas a trabajadores afectados por ERES


Rate this post

Desde el principio de la crisis han sido muchas las compañías que se han visto obligadas en este país a aplicar los temidos ERES. Esta figura, que produce temor y también inseguridad, por igual es, con frecuencia, una enorme ignota. Si te hallas en esta situación, trataremos de explicarte de una manera fácil cuáles son las ayudas para trabajadores perjudicados por ERES.

1. ¿Qué es un ERE?

Las iniciales ERE significan Expediente de Regulación de Empleo. Es un género de medida que presenta la compañía o bien el responsable legal de los trabajadores con la que extinguen o bien suspenden el contrato de trabajo o bien dismuyen la jornada al trabajador.
En consecuencia, el Expediente de Regulación de Empleo se realiza para pedir la extinción o bien la suspensión del trabajador en la compañía.
Asimismo ocurre en ciertos casos en los que se reduce de la jornada del trabajador por causas económicas, organizativas, técnicas, de fuerza mayor o bien de producción, y asimismo cuando se extingue la personalidad jurídica de la compañía.
En consecuencia, las clases de ERE que se aplican hoy día son:
ERE de extinción: asimismo conocido como despido colectivo. Con él se pone punto y final a la relación laboral entre la compañía y los trabajadores que resultan perjudicados. Es  el género de ERE sobre el que vamos a centrar la atención de este artículo. Es el más contrario a los intereses de los trabajadores.
ERE de suspensión: la plantilla de trabajadores o bien parte de ella se ve perjudicada por un nuevo calendario laboral en el que se concretarán cuáles son los días de suspensión en los que no se va a trabajar.
ERE de reducción: la plantilla de trabajadores o bien parte de ella del mismo modo se va a ver perjudicada por un nuevo calendario laboral, mas en contraste al caso precedente, lo que en él se concretarán va a ser una reducción de la jornada horaria para el trabajador. De esta forma van a poder señalarle trabajar menos horas o bien menos días.
Si deseas conocer toda la información relacionada con el Expediente de Regulación de Empleo, visita el próximo artículo:
ERE

2. Prestación por desempleo para los perjudicados por un ERE

En lo que se refiere a las posibles ayudas para trabajadores perjudicados por un ERE, la prestación contributiva es una de ellas.
El trabajador perjudicado por un ERE  se hallará en exactamente la misma situación, en lo que a posibilidades por desempleo se refiere, que cualquier otro trabajador que haya sido despedido de forma individual o bien al que se le haya acabado el contrato y por ende va a poder cobrar el paro.
Requisitos para solicitar el paro
Para poder cobrar el paro tras un despido colectivo debes cumplir los próximos requisitos:
Debes haber cotizado por desempleo cuando menos trescientos sesenta días en los seis años de forma inmediata siguientes al despido.
No vas a poder tener cumplida la edad de jubilación ni realizar trabajos por cuenta propia, con la excepción de las salvedades legalmente previstas.
Has de estar anotado como demandante de empleo y tienes la obligación de suscribir el compromiso de actividad.
Tienes más información sobre el paro en el próximo enlace:
Prestación contributiva
De qué forma pedirla
Vas a poder presentar tu petición mediante las próximas vías:
Por medio de la Sede electrónica del SEPE.
Presencialmente en la oficina de posibilidades que te corresponda. Para esto, debes pedir cita anterior INEM obligatoriamente.
A través de correo administrativo.
En una oficina de registro público.
Cita anterior INEM

3. Indemnización para los perjudicados por un ERE

Otra de las ayudas económicas que puede percibir un trabajador perjudicado por un ERE es una indemnización por despido, que se va a poder negociar entre la compañía y los representantes legales de los trabajadores.
Requisitos para cobrar una indemnización
La ley establece que la indemnización debe entender por lo menos veinte días por cada todos los años trabajado, pudiendo englobar como máximo doce mensualidades. Los periodos inferiores de tiempo, se prorratearán por mensualidades.
El establecimiento de estos veinte días ha sido una medida protegida por la patronal y muy criticada por los sindicatos, por cuanto supone un notable “abaratamiento de los despidos“.
Es práctica frecuente que el empresario pretenda negociar una indemnización superior a la mínima establecida por la ley. Con esto lo que pretende eludir es que el ERE se impugne judicialmente.
En estos casos, lo que acostumbra a ofrecerse son indemnizaciones que van desde los días que la ley contempla por lo menos hasta los treinta y tres que corresponden a un despido improcedente.
De qué manera pedirla
Si la compañía por motivos económicos no puede encarar el pago, lo va a hacer el Fondo de Garantía Salarial, el conocido como FOGASA, mas jamás sobre el doble del sueldo mínimo interprofesional.

4. Otras ayudas a trabajadores perjudicados por ERES

El Estatuto de los Trabajadores contempla que siempre y cuando un ERE afecte a más de cincuenta trabajadores, el empresario deberá contar con de un plan de recolocación cuya duración mínima sea de seis meses.
Estos planes son llevados a cabo a través del Programa de Recolocación Externa por entidades expertas en la materia que cuentan con la autorización del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
Requisitos
Están en su derecho a participar en estos planes de recolocación los trabajadores perjudicados por un ERE toda vez que su empresa cuente con más de cincuenta trabajadores con independencia de su cualificación.
De qué forma pedirla
La recolocación es voluntaria para el trabajador.

5. Impugnación judicial del despido colectivo

El despido colectivo puede impuganarse en los Tribunales.
En el momento en que un despido colectivo es impugnado frente a los Tribunales, a ellos corresponderá el control de la legalidad del ERE en cuestión.
La impugnación va a poder hacerse por los trabajadores, sus representantes legales como por la autoridad laboral.
Más información
Estatuto de los Trabajadores – BOE