Ayudas para personas con discapacidad.



Las personas con discapacidad pueden pedir ayudas públicas para diferentes finalidades, como la adquisición de una residencia amoldada, la reducción de tasas por estudiar o bien para amoldar un vehículo para su transporte. Las ayudas para minusválidos tienen por objetivo dotar de autonomía a quienes las reciben, a fin de que puedan efectuar sus actividades al día por sí mismos o bien puedan abonar a otra persona en el caso de serles imposibles.

Grados de discapacidad

Los equipos de valoración de la administración pública estudian todos y cada uno de los casos de discapacidad física y/o psíquica, reconociendo un porcentaje de minusvalía en la persona. El grado de minusvalía del demandante resulta determinante para acceder a la ayuda o bien para determinar la remuneración económica que le toca.

Grado 1 (0 por ciento ): El demandante tiene una secuela o bien lesión diagnosticada mas que no genera una discapacidad. No se está en su derecho a ninguna ayuda o bien beneficio por discapacidad.
Grado dos (1-veinticuatro por ciento ): El demandante tiene una discapacidad leve, que implica tener ligeras contrariedades para hacer las labores mas se es capaz de conseguirlo de forma autónoma.
Grado tres (veinticinco-cuarenta y nueve por ciento ): El demandante tiene una discapacidad moderada, lo que se manifiesta en contrariedades para efectuar ciertas labores cada día. El requisito más frecuente para acceder a ayudas estatales es tener un grado mínimo del treinta y tres por ciento de discapacidad.
Grado cuatro (cincuenta-setenta por ciento ): El demandante tiene una discapacidad grave, lo que le impide hacer la mayor parte de las labores al día.
Grado cinco (superior al setenta y cinco por ciento ): El demandante tiene una discapacidad muy grave, tiene inconvenientes permanentes y severos para efectuar cualquier labor por si acaso mismo. Por este motivo, una persona debe efectuar las actividades por él.
Descubre acá cursos sin coste para discapacitados.

Tipos de ayudas para discapacitados

Las ayudas para personas con discapacidad tienen como objetivo principal facilitar la vida de sus adjudicatarios, bien sea a través de remuneraciones económicas, beneficios y reducciones fiscales o bien planes de apoyo concretos para este colectivo. Así, las personas con una discapacidad física y/o intelectual pueden acceder a medidas de soporte públicas para lograr efectuar sus actividades cada día con el máximo grado de autonomía posible.

Las primordiales ayudas que puede solicitar una persona con una discapacidad física y/o intelectual son:
Ayudas a discapacitados para adquiere de residencia
Ayudas para soporte técnico
Ayudas para favorecer movilidad y la vida diaria
Ayudas para la circulación
Ciertos beneficios fiscales
Ayudas para el acceso al mercado de trabajo
Becas académicas concretas y cursos de capacitación
Ayudas para el acceso a la cultura, la práctica del deporte y el turismo
Descubre acá ayudas para personas sin recursos.

Solicitar una ayuda pública estatal

El SEPE dispone de 2 ayudas para las personas que presenten una discapacidad física y/o intelectual y se hallen en edad de trabajar cuyo estado de salud no les además del ejercicio de la actividad laboral. Estas ayudas para personas con discapacidad del treinta y tres por ciento o bien superior pueden pedirse de forma telemática mediante la Sede Electrónica del SEPE si ya se figura en el sistema como demandante de empleo, en todos y cada uno de los casos pueden efectuarse por medio de las oficinas del servicio público:
Renta Activa de Inserción (RAI): Este es un subsidio excepcional para personas con una minusvalía del treinta y tres por ciento o bien más que han agotado el resto de posibilidades y formen una parte del colectivo de parados de larga duración. Otro de los requisitos consiste en no ingresar rentas superiores al setenta y cinco por ciento al SMI.
Promuevo del Empleo Autónomo: Aquellas personas que deseen arrancar una compañía y tengan una discapacidad igual o bien superior al treinta y tres por ciento pueden percibir hasta diez euros para empezar su actividad comercial. Además de esto, pueden acceder a otros beneficios como una reducción del interés en préstamos, una línea de dos.000 euros para contratar a asistentes técnicos y acceder a descuentos en cursos de capacitación.
Programa de Garantía Juvenil: Los jóvenes minusválidos pueden participar en ideas de capacitación para el trabajo y ofertas de trabajo reservadas a personas con una discapacidad física y/o intelectual. No obstante, la petición y trámite solo se va a poder hacer de forma presencial en las oficinas del SEPE.

Ayudas en hacienda para discapacitados

Las personas con una discapacidad igual o bien superior al treinta y tres por ciento asimismo pueden acogerse a reducciones y beneficios fiscales. En el sitio web de la Hacienda se hallan las ayudas discapacitados Hacienda y se recoge de qué forma presentar las peticiones vía telemática o bien presencial:
Aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido al cuatro por ciento en la adquisición o bien para amoldar un medio de transporte en aquellos minusválidos con movilidad reducida.
Los automóviles IEDMT que sean de exclusivo uso del demandante y estén a su nombre, están exentos de abonar el impuesto singular.
Parte de los impuestos por adquirir, amoldar o bien adecuar el domicilio frecuente puede ser deducidos.
Las medidas de previsión social y los planes de pensiones privados pueden ver reducida su base imponible.
Exención de tributación en las posibilidades sociales por incapacidad permanente absoluta.

Ayudas en la Seguridad Social para discapacitados

La Seguridad Social asimismo ofrece posibilidades de ayudas para personas con una minusvalía, sin importar un mínimo la edad del demandante o bien el género de unidad familiar en el que forme parte. La petición a estas ayudas sociales debe hacerse de forma telemática mediante la Sede Electrónica de la Seguridad Social o bien de forma presencial en una de las oficinas de la Seguridad Social:
Posibilidades por incapacidad permanente total, permanente absoluta y gran invalidez.
Ayudas hijos discapacitados seguridad social.
Maternidad de tipo no contributiva por minusvalía de la progenitora o bien del hijo.
Ayudas por nacimiento de hijo si la madre tiene una discapacidad.
Reducciones del periodo de cotización para poder pedir la jubilación de forma adelantada.
Pensión no contributiva de invalidez en aquellos casos en los que el demandante presenta un sesenta y cinco por ciento de discapacidad o bien superior, no se ha llegado a la cotización mínima para poder beneficiarse de una prestación en aquellos casos de incapacidad permanente y en que no se reciban más ingresos.

Ayudas a nivel autonómico

Los Gobiernos de las comunidades autónomas asimismo disponen de ayudas propias concretas para personas con una minusvalía física y/o psíquica. La meta de estas ayudas es complementar a las ofrecidas por el Estado o bien cubrir una necesidad de las personas discapacitadas que las precedentes no contemplaban; de tal manera que sus adjudicatarios ganen en calidad de vida y autonomía persoal.
Es preciso preguntar con cada administración autonómica para conocer las ayudas libres en el territorio y los requisitos para pedirlas, como los medios tolerados o bien los documentos precisos para presentar la petición. En general, las comunidades autónomas ofrecen servicio de teleasistencia a domicilio, servicio de ayuda a domicilio, plazas en centros de día para casos de dependencia o bien de discapacidad intelectual, tarjetas de estacionamiento, ayudas para estimular la autonomía diaria de los demandantes con discapacidad o bien una renta mínima de inserción laboral.