Cómo recurrir una multa de radar


Rate this post

La DGT trata de mentalizar poco a poco más a los conductores a fin de que no conduzcan con exceso de velocidad. Para esto, de forma continua se están instalando radares de diferentes tipos. Te explicamos de qué manera recurrir una multa de radar si te han sancionado y piensas que no debían habértela impuesto.

1. De qué manera recurrir una multa de radar

Recurrir una multa de radar es sencillísimo. Consiste esencialmente en los próximos pasos:
Hacer un escrito de alegaciones
En el momento en que recibas la notificación de la multa, tienes veinte días para interponer el recurso si no estás conforme con ella. Lo único que debes hacer es escribir un escrito de alegaciones, en el que vas a explicar con todos y cada uno de los detalles posibles que no cometiste ninguna infracción.
En su caso, asimismo puedes aducir que la multa no es válida por faltar algún elemento esencial en exactamente la misma.
Presentar el escrito en la DGT o bien el Municipio
El lugar donde se debe presentar el escrito de alegaciones depende de dónde tuvo sitio la presunta infracción. Caso de que fuera en carretera, va a ser en la Dirección General de Tráfico.
Si los hechos se generaron en la urbe, el escrito se presentará en el Municipio de exactamente la misma.
En caso de que el escrito se presente en la DGT, se puede hacer mediante su web. Si deseas acceder de manera directa al link, haz click a continuación:
DGT- Presentación de alegaciones
En el caso de desestimación regresar a recurrir frente al Ministerio de Interior
Si la contestación del recurso que han presentado es desestimatoria, tienes un mes para presentar un nuevo recurso, que en un caso así lleva por nombre recurso de reposición y se va a hacer frente al Ministerio de Interior.
Si decides interponer este recurso, estás en tu derecho a percibir determinadas pruebas, para poder probar que la multa no es legal. Ciertas de estas pruebas son las siguientes:
Margen de fallo del radar
Localización
Peculiaridades técnicas
Certificado de homologación del radar y de la cabina en que este se halla
Resultado de la última revisión del radar
Puedes descargar el modelo de recurso de reposición frente al Ministerior del Interior de manera directa en el próximo enlace:
Modelo de recurso de reposición

2. La relevancia de la fotografía de la multa

La fotografía de la multa es la prueba primordial de exactamente la misma. De ahí que es singularmente esencial revisar si dicha fotografía tiene algún fallo, puesto que, en un caso así, el recurso va a salir adelante sin inconveniente alguno.
Debemos poner singular atención en los próximos elementos de la fotografía:
No pueden aparecer más automóviles que aquel sobre el que recae la multa.
La matrícula del vehículo se debe leer sin inconvenientes.
No puede contener flash, ni ningún otro sistema que pueda hacer peligrar la seguridad vial.
Ha de ser absolutamente limpia, o sea, la fotografía no puede estar turbia.
El día y la hora han de ser adecuados.
En último sitio, hay que saber a qué velocidad circulaba el vehículo y cuál es el modelo del radar.

3. ¿Qué géneros de radares existen?

Los modelos de radares que podemos hallar en España son los siguientes:
Móviles. Son los que precisan del manejo por la parte de una persona. Por este motivo acostumbran a encontrarse sobre todo en turismos, bien sean camuflados, bien oficiales de la Guarda Civil. Pueden estar tanto estacionados en sitios clave, como en movimiento.
Fijos. Deben estar señalados siempre y en toda circunstancia. La propia DGT notifica sobre la localización de estos radares, de manera que cualquier conductor pueda saber dónde están.
De tramo. Estos radares son singularmente fiables, puesto que calculan la velocidad media del tramo del que se trate, mediante una cámara de visión infrarroja.
El radar Pegasus. Es un sistema de radares aéreos que la DGT ha introducido en ciertos de sus helicópteros. Por esta razón, asimismo se habla del “Helicóptero Pegasus”. El sistema Pegasus puede advertir un exceso de velocidad a trescientos metros de altura y a un quilómetro de distancia, con toda precisión. Se estima que la mejor distancia a la que opera el Pegasus es entre cuatrocientos y setecientos metros del turismo.
Fotografía-colorado. No es un radar, sino más bien un aparato que advierte en qué momento un conductor se ha saltado un semáforo que estaba en colorado.

4. ¿Qué multa me pueden poner por exceso de velocidad?

La sanción va a depender de la gravedad de los hechos. Las multas por exceso de velocidad pueden ir de cien a seiscientos euros, y se pueden acarrear una retirada de hasta seis puntos del carné.
En ciertos casos singularmente graves, el exceso de velocidad forma un delito, y en consecuencia, se sancionará por la vía penal.
Específicamente, se considerará un delito contra la seguridad vial el conducir un vehículo de motor o bien ciclomotor a una velocidad superior en sesenta quilómetros a la velocidad tolerada por hora en vía urbana, o bien en ochenta quilómetros por hora en vía interurbana.
Las sanciones en estos casos pueden ser las siguientes:
Pena de cárcel de tres a seis meses
Multa de seis a doce meses
Trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días
En todo caso, este delito acarrea la privación del derecho a conducir automóviles a motor y ciclomotores, por un tiempo que puede ser de entre más de 1 año a cuatro años.

Más información
Control de velocidad (Radares) – DGT