La baja médica en autónomos


Como todos y cada uno de los trabajadores, los autónomos cuentan con el derecho a la baja médica. ¿Precisas saber los requisitos para conseguir la baja? ¿Deseas saber cuánto se cobra? En el próximo artículo te damos toda la información de tu interés sobre la baja médica en autónomos.

1. La baja médica en autónomos

Del mismo modo que el resto de trabajadores, los autónomos están en su derecho a la baja médica. Para poder acceder a la prestación por incapacidad temporal, estos trabajadores deben cumplir una serie de requisitos.
La baja puede ser por enfermedad profesional, por accidente de trabajo y por enfermedad común. En todos y cada uno de ellos de estos casos, el tratamiento de la baja es diferente. Lo vemos todo detenidamente en los próximos apartados.

2. Géneros de baja médica de los autónomos: requisitos y cuánto se cobra

La baja médica o bien incapacidad temporal, se da por los próximos motivos:
Enfermedad profesional o bien accidente de trabajo: cuando la enfermedad o bien el accidente se haya contraído por causas profesionales.
Enfermedad común: cuando la baja médica es por motivos extraños al trabajo.
¿Qué requisitos se demandan en todos y cada caso para cobrar la prestación?
En el caso de la enfermedad profesional o bien accidente de trabajo, no se demanda ningún requisito de cotización al trabajador. Este solo ha de estar dado de alta en el RETA de la Seguridad Social, y abonar las cuotas pertinentes.
En cambio, cuando la baja sea por enfermedad común, aparte de estar dado de alta en el RETA y abonar las cuotas, se demanda que el trabajador haya estado dado de alta por lo menos ciento ochenta días en los 5 años precedentes.
¿Cuánto se cobra en todos y cada caso?
Cuando la baja es por accidente de trabajo o bien enfermedad profesional, para calcular la cantidad que corresponde por incapacidad temporal, hay que aplicar el setenta y cinco por ciento de la base de cotización desde el día después a la baja.
Si la baja es por enfermedad común, la cantidad que corresponde es el sesenta por ciento de la base de cotización desde el día cuatro al veinte, y el setenta y cinco por ciento después. Los 3 primeros días no se cobra nada.

3. Cuánto puede perdurar la baja por incapacidad temporal de los autónomos

La prestación por incapacidad temporal puede perdurar un máximo de trescientos sesenta y cinco días, prorrogables por otros ciento ochenta si se prevé que a lo largo de este tiempo el trabajador se puede recobrar. En dependencia del género de cobertura escogido por el autónomo, el pago de la prestación puede corresponder a:
El Instituto Nacional de la Seguridad Social o bien el Instituto Social de la Marina
La Mutua cooperadora con la Seguridad Social.
Las compañías autorizadas para cooperar de manera voluntaria en la administración de la incapacidad temporal

4. De qué manera se gestiona la prestación

Para poder percibir la pertinente prestación por incapacidad temporal, los autónomos (salvo los TRADE y los incluidos en el Sistema Singular para trabajadores por cuenta propia agrarios) deben avisar la baja a la Seguridad social, como la situación en que queda su actividad. Para esto deben presentar los próximos documentos:
Petición de la prestación por incapacidad temporal
documento de identidad
Justificante del pago de la cuota de autónomos de los 3 últimos meses
Parte inicial de baja médica, y demás partes médicos que se vayan produciendo
Una parte de alta cuando se genere
Declaración de situación de actividad
El trabajador dispone de un plazo de quince días para pedir la prestación, desde la data de la baja. Además de esto, se le puede demandar que presente la petición cada 6 meses. Si no se pide en ese plazo máximo, se suspende el pago de la prestación.
Dispones de quince días para pedir la prestación por incapacidad temporal, en el momento en que se genera la baja médica.

5. La baja materno-paternal de los autónomos

Los autónomos asimismo están en su derecho a gozar de la prestación por maternidad o bien paternidad.
En el caso de las trabajadoras, la prestación va a tener una duración de dieciseis semanas. Las 6 primeras son obligatorias y también ininterrumpidas. Las diez siguientes las pueden ceder al padre del recién nacido. La bonificación es del cien por ciento de la baja, y a lo largo de este tiempo no hay que abonar la cuota. Tras la reinciporación, y hasta un par de años tras el parto, la autónoma está en su derecho a gozar del cien por ciento de la cuota por contingencias comunes, con independencia de cuál sea su base de cotización.
Respecto a la baja paternal, el permiso es de cuatro semanas. La prestación corresponde al pago del cien por ciento de la base de cotización a lo largo del periodo de reposo. Para poder pedir esta prestación, hay que estar corriente al tanto del pago de las cuotas de la Seguridad Social, y presentar el modelo de declaración de actividad. Este formulario debe presentarse en los quince días siguientes al principio del reposo.

Más información

SEGURIDAD SOCIAL- Trabajadores- Incapacidad Temporal