Las lesiones permanentes no invalidantes: ¿Tengo derecho a una indemnización?


Rate this post

Cuando a raíz de un accidente en el trabajo o bien enfermedad profesional, el trabajador padece una lesión, mutilación o bien deformidad que no comporta una incapacidad permanente mas supone un perjuicio para su integridad física, va a poder pedir la prestación por lesiones no invalidantes siempre y cuando reuna los requisitos para esto. Veamos cuáles son y cuáles son los importes previstos conforme el baremo legal establecido en la Orden ESS/66/2013.

La prestación por lesiones permanentes no invalidantes consiste en una indemnización económica que se cuantifica conforme el baremo establecido en la Orden ESS/66/2013 de veintiocho de enero.

1. ¿Exactamente en qué consiste la prestación por lesiones permanentes no invalidantes?

La prestación por lesiones permanentes no invalidantes consiste en una indemnización económica dirigida a aquellos trabajadores que hayan sufrido determinadas lesiones, mutilaciones o bien deformidades a raíz de un accidente de trabajo o bien enfermedad profesional.
Para esto, estas secuelas deben ser terminantes y no deben entregar sitio a una incapacidad permanente. Además de esto, deberán estar recogidas en el baremo establecido y deben causar un perjuicio al trabajador con relación a su integridad física.
Por consiguiente, son 5 los requisitos que deben cumplir estas lesiones a fin de que puedan considerarse permanentes y no invalidantes y den sitio a esta prestación:
Causadas por un accidente de trabajo o bien una enfermedad profesional.
De carácter terminante.
Que no deriven en una incapacidad permanente.
Que alteren la integridad física del trabajador.
Esté incluída en el baremo establecido en la Orden ESS/66/2013.
Esta prestación está incluida en el marco de acción protectora de la Seguridad Social tanto del Régimen General, Regímenes Singulares, Autónomos y Minería del Lignito.

2. ¿Quiénes pueden beneficiarse?

Van a poder beneficiarse de la indemnización por lesiones permanentes no invalidantes aquellos trabajadores integrados en cualquiera de los Regímenes señalados previamente que se hallen dados de alta en la Seguridad Social o bien en situación de asimilada al alta que hayan sufrido lesiones, mutilaciones o bien deformaciones que reúnan las peculiaridades que hemos enumerado y tengan el alta médica por sanación.
Los trabajadores autónomos además de esto van a deber haber optado por la cobertura de la prestación por incapacidad temporal y estar al tanto de todos y cada uno de los pagos con relación a las cuotas a las que están obligados.

3. Indemnización por lesiones permanentes

Las indemnizaciones que se corresponden con las lesiones permanentes no invalidantes consisten en el abono de una cuantía económica a tanto alzado que se corresponderá con el importe establecido en el baremo de lesiones en vigor desde el 1 de enero de dos mil trece.
Es una indemnización única y por consiguiente únicamente se abonará una vez.
La pérdida de los dedos de la mano, la minoración de la visión o bien determinadas cicatrices son ciertos supuestos que pueden entregar sitio a una indemnización económica
A continuación se muestran los importes establecidos en el baremo, dependiendo de la zona del cuerpo afectada:
Zona del cuerpo perjudicada
Cuantía en euros
Cabeza y cara
Desde 720 hasta siete.940 euros
Aparato genital
Desde 1.570 hasta seis.810 euros
Glándulas y vísceras
Desde dos.420 hasta cinco.460 euros
Miembros superiores
Desde quinientos hasta tres.200 euros
Miembros inferiores
Desde cuatrocientos treinta hasta dos.870 euros
Cicatrices no incluidas en el resto apartados
Desde quinientos cuarenta hasta dos.130 euros
Cuando estas lesiones se generen como consecuencia de centros de trabajo que no cuenten con los sistemas de prevención normativos, incluyendo las medidas de seguridad y también higiene en el trabajo, o bien por máquinas o bien instrumentos,  van a poder aumentarse las indemnizaciones en un treinta por ciento o bien cincuenta por ciento en función de las circunstancias personales de cada caso. El recargo de los importes van a ser a cargo del empresario que ha infringido las reglas.

4. Compatibilidades

La prestación por lesiones permanentes no invalidantes es compatible con el trabajo en exactamente la misma empresa.
En cambio, va a ser incompatible con las posibilidades para la incapacidad permanente siempre y cuando estas se hayan tenido en cuenta para declararla, o sea, que si no tienen nada que ver y son absolutamente independientes a la causa por la que se reconoció la incapacidad permanente, la indemnización va a ser compatible con el cobro de la prestación.

5. Petición y documentación necesaria

Para gestionar la prestación por lesiones permanentes no invalidantes, el interesado va a deber presentar el Modelo oficial de petición así como la documentación precisa en la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Ante cualquier duda con relación a la tramitación y presentación de la prestación, puede acudirse a los Centros de Atención en Información de la Seguridad Social solicitando cita anterior mediante novecientos uno diez sesenta y cinco setenta o bien mediante la Sede electrónica de la Seguridad Social.
Para pedir la prestación por lesiones permanentes no invalidantes va a deber presentarse el modelo oficial de incapacidad permanente así como la documentación precisa.
La documentación precisa que debe adjuntarse al formulario de petición es la siguiente:
Documento Nacional de Identidad documento de identidad. En el caso de personas extranjeras, pasaporte o bien documento actual en su país y el NIE.
El una parte de accidente de trabajo o bien enfermedad profesional.
Certificado de empresa en el que consten los sueldos percibidos el año precedente.
Historial médico si se tiene o bien informe de la Inspección médica
Deben presentarse todos y cada uno de los documentos originales y por si fuera poco una copia de todos ellos con salvedad del documento de identidad que va a bastar exhibir el original.
Más tarde, el Equipo de Valoración de Incapacidades emitirá un informe o bien dictamen que va a ser valorado para establecer la indemnización pertinente.
El plazo para solucionar las peticiones va a ser de ciento treinta y cinco días como máximo que comenzarán a contar desde la data en que se presenta toda la documentación. Si pasado este periodo no hemos recibido respuesta, debe comprenderse que nuestra solicitud ha sido rechazada.

Más Información: