Nace la plataforma Coordinadora de Desempleados y Precarios de Madrid


Rate this post

En una temporada donde la situación laboral de muchos madrileños es poco a poco más precaria, se busca la necesidad de crear nuevas formas de asistir a quienes se hallan en situación de desempleo a hallar una situación para reinsertarse laboralmente. Para esto, ha nacido la plataforma Organizadora de Desempleo y Precarios de la villa de Madrid.

¿Una nueva forma de pelear por la creación de empleo?

Dicha plataforma tiene objetivo regular a aquellas personas que no tienen trabajo, y lo tienen muy díficil para ser insertadas laboralmente, tal como informarles sobre cuáles son sus derechos y las posibilidades a las que pueden tener acceso. Fue presentada oficialmente el ocho de enero frente a la Consejería de Empleo, con el apoyo de cuarenta personas de diferentes distritos y colectivos.
A. Villanueva, miembro de la Plataforma de Parados de San B.-Canillejas y vicepresidente de la coordinaria, ha explicado que ha surgido la necesidad de terminar con el desempleo y organizarse frente a una situación de urgencia social, en la que la gente no sabe a quien asistir para buscar un puesto. Ha indicado, además de esto, que se trabajaba desde propios colectivos de distritos y pueblos de la villa de Madrid, con lo que ha llegado el instante de unificarse para poder hacer en frente de la demanda de desempleados de la comunidad.

Hoy en día esta Organizadora se halla compuesta por 6 conjuntos de parados: Carabanchel, Aluche, Vallecas, Usera, San B.-Canillejas y Coslada-San F., aparte de múltiples personas a título individual. Sus reivindicaciones están dirigidas tanto a instituciones del Estado como a las autonómicas de la Comunidad de la villa de Madrid.
No solo demandan que se comiencen a crear puestos dignos, sino por si fuera poco que dicho puesto debe asegurar un ingreso mínimo garantizado para aquellas personas que se hallan en situación de desempleo. Demandarán, asimismo, la remunicipalización de los servicios públicos privatizados y la cesión de mercados, o bien espacios públicos vacíos, a fin de que se puedan emplear en proyectos de autoempleo y cooperativas, tal como que se cree un abono de transporte gratis y la exención de impuestos municipales para las personas desempleadas.