¿Puedo cobrar el paro tras un ERTE?


Un ERTE es un Expediente de Regulación de Empleo Temporal, que bien puede ser de suspensión o bien de reducción de jornada. A el interrogante “Puedo cobrar el paro tras un ERTE“, hay múltiples factores que debemos tomar en consideración, como por poner un ejemplo las cotizaciones que tengamos amontonadas. Veamos cuáles son los requisitos y qué cuantías se percibirían en el caso de poder pedirlo.

1. ¿Exactamente en qué consiste un ERTE?

Los Expedientes de Regulación de Empleo “ERE” se realizan por las compañías para efectuar cambios y ajustes a la plantilla de trabajadores.
El ERE es un procedimiento administrativo por medio de como se suspende o bien se extingue la relación laboral del trabajador con la compañía mientras que se le garantizan sus derechos.
Al tiempo que el ERE de extinción (“despido colectivo”), extingue claramente la relación laboral con el trabajador, el Expediente de Regulación de Empleo Temporal, conocido como ERTE, altera las condiciones del trabajador de forma temporal, o sea, se reduce o bien se suspende su contrato por un tiempo, y por ende, no tiene carácter terminante.
Hoy día existen 2 géneros de ERTE:
ERTE de reducción
ERTE de suspensión
En ningún caso se extingue la relación laboral como ocurre con el ERE de extinción, asimismo conocido como despido colectivo, donde cesa de forma claramente la relación laboral del trabajador con la compañía.
En los dos casos, el empresario precisa una autorización para realizarlos, puesto que el ERTE debe se aprobado por las autoridades eficientes tras examinar y estudiar las causas que motivan esta resolución. Además de esto, antes que se concedan estas autorizaciones, deben efectuarse las consultas oportunas a los representantes de los trabajadores y sindicatos.
El empresario va a poder aducir distintos motivos que le llevan a tomar esa resolución, de entre aquéllos que destacan:
Pérdidas económicas de forma continuada
Motivos técnicos o bien de producción
Causas organizativas
Por cuestiones de fuerza mayor como puede ser un incendio en las instalaciones

ERTE de reducción

Mediante un ERTE de reducción, al trabajador se le reduce la jornada de trabajo entre un diez y un setenta por ciento y consecuentemente asimismo ve disminuido su sueldo.
Esta clase de ERTE acostumbra a hacerse cuando la coyuntura económica de la compañía es complicada, puesto que el empresario logra reducir una parte de los costos que suponen los sueldos de los trabajadores y estos pueden llenar su salario con una prestación por desempleo.
Mediante un ERTE de reducción, el trabajador continua en su puesto mas asiste menos días o bien su jornada es inferior
En el momento en que una persona está perjudicada por un ERTE de reducción se halla en una situación de desempleo parcial conforme la Ley General de la Seguridad Social.

ERTE de suspensión

Este ERTE implica la suspensión del contrato de parte de la plantilla o bien de su totalidad, a lo largo de un periodo de tiempo que afecta a días completos, así sean alternos o bien seguidos, y siempre y en toda circunstancia con carácter temporal.
Ahora bien, cuando acaba ese periodo, el empresario puede decantarse por reiniciar los contratos que estaban suspendidos o extinguirlos claramente.
A lo largo del tiempo que dure la suspensión, los trabajadores perjudicados van a poder acogerse a una prestación por desempleo.

2. ¿Qué consecuencias tiene el ERE temporal?

A lo largo de un ERE temporal, así sea suspensivo o bien de reducción, el trabajador prosigue perteneciendo a la empresa, pues la relación no se halla extinguida, y en consecuencia, prosigue cotizando igual que ya antes de encontrarse en esta situación si bien se haya reducido su sueldo.
Además de esto va a tener la posibilidad de acogerse a una prestación por desempleo como vamos a ver ahora.
Otra consecuencia es que no estás produciendo vacaciones ni derecho a pagas extras, si bien con el tema de las vacaciones existen salvedades y el empresario en ocasiones opta por respetarlas y sostenerlas.
Los contratos suspendidos van a poder extinguirse por último, puesto que el empresario no tiene pues renovarlos una vez concluya el ERTE.
El trabajador perjudicado por un ERTE, tiene la posibilidad de trabajar para otra empresa (“situación de pluriempleo”), eso sí, debe comunicarlo tanto a la compañía de origen como al SEPE caso de que esté cobrando una prestación por desempleo, que además de esto va a dejar de cobrarla.

3. ¿Proseguiré cotizando a la Seguridad Social tras un ERTE?

Como ya hemos visto, el trabajador prosigue cotizando a la Seguridad Social por el cien por ciento de su jornada y por exactamente la misma base que tenía ya antes.
La compañía cotiza por el tiempo trabajado y el SEPE por el que no se trabaja

4. ¿Puedo solicitar el paro tras un ERE temporal?

El trabajador que se halla perjudicado por un ERE temporal tiene la posibilidad de solicitar el paro toda vez que tenga por lo menos trescientos sesenta días cotizados en los últimos 6 años, puesto que en caso contrario no va a poder acogerse a esta prestación.
La resolución de pedir la prestación contributiva o bien paro es voluntaria y no tiene la obligación de hacerlo.
Cuando tiene sitio un ERTE por reducción de jornada, la prestación contributiva se marcha agotando por horas y no por días como es frecuente.

5. ¿De qué forma debo pedirlo?

El paro debe pedirse en los 15 días hábiles siguientes al día que empiece la reducción o bien la suspensión del contrato, toda vez que el ERTE no se haya adoptado en un procedimiento concursal, donde va a haber que aguardar a que el juez lo acuerde para poder efectuar la petición.
El procedimiento para gestionar la prestación contributiva es igual que para el resto de trabajadores:
Documentación precisa
Se debe presentar el formulario de petición de la prestación contributiva adecuadamente cumplimentado así como la próxima documentación:
documento nacional de identidad del trabajador y de las personas que estén a su cargo. En el caso de extranjeros van a deber enseñar la TIE así como el pasaporte o bien NIE
Un documento en el que figuren los datos bancarios del demandante
Libro de familia o bien cualquier otro documento que sea equivalente en el caso de personas extranjeras
Caso de que el SEPE no cuente con el certificado de empresa de los últimos 6 meses, va a deber aportarse asimismo
Dónde debo asistir
El modelo de petición así como la documentación demandada se presentará en las oficinas del SEPE o puede gestionarse por medio de la Sede Electrónica del SEPE si dispones de documento nacional de identidad electrónico o bien certificado digital.
Petición de prestación contributiva
Recuerda que para gestionar posibilidades de forma presencial, es preciso que consigas cita anterior a fin de que seas atendido:
Cita anterior Inem

6. ¿Y si no tengo trescientos sesenta días cotizados?

Si no cuentas con trescientos sesenta días, vas a poder pedir el llamado subsidio por insuficiencia de cotización toda vez que tengas amontonados cuando menos 3 meses de cotización si cuentas con responsabilidades familiares o bien 6 meses si no las tienes.
Recuerda que para poder acogerte a esta ayuda, es preciso que acredites que no percibes ingresos sobre el setenta y cinco por ciento del sueldo mínimo interprofesional.
Tienes toda la información detallada sobre esta prestación en el próximo enlace:
Subsidio por insuficiencia de cotización

Más Información