¿Qué es el alta especial en la Seguridad Social?


En el momento en que un trabajador empieza su actividad, debe quedar incluido en el régimen de la Seguridad Social que corresponda. Es lo que es conocido como alta en la Seguridad Social, que presenta diferentes modalidades. ¿Sabes en concreto qué es el alta singular en la Seguridad Social? Te lo explicamos detalladamente, ahora.

1. ¿Exactamente en qué consiste el alta en la Seguridad Social?

El alta en la Seguridad Social es un acto administrativo a través de el que la Tesorería General de la Seguridad Social incluye a una persona que comienza una actividad en en el campo de aplicación del régimen de la Seguridad Social que corresponda, conforme el género de actividad del que se trate, y dando sitio a los derechos y obligaciones que correspondan. El alta en la Seguridad Social es obligatoria en todos y cada uno de los casos en que se empiece una actividad laboral.

2. ¿Qué es el alta singular en la Seguridad Social?

El alta singular en la Seguridad Social tiene sitio cuando se genera una huelga o bien el cierre patronal. Si bien se considera una situación autónoma, la verdad es que el alta singular se puede comparar al alta asimilada. Vemos de qué se trata este otro género de alta en el próximo apartado.
El alta singular en la Seguridad Social es un género de alta que se puede comparar con el alta asimilada, si bien los presuntos que la producen son diferentes.

3. Clases de altas en la Seguridad Social

El alta en la Seguridad Social puede presentar, aparte del alta singular, las próximas modalidades:
Alta real
El alta real tiene sitio cuando, una vez comenzada la actividad laboral, se hace la obligación de gestionar el alta en la Seguridad Social.
Alta asimilada
Por su lado, el alta asimilada se genera cuando tienen sitio una serie de supuestos recogidos por Ley. Se trata de situaciones en las que cesa la actividad laboral, sea de forma temporal o bien terminante. Por lo que la Ley estima que se debe preservar la situación de alta existente ya antes del cese.
Cuando se generan las situaciones que recoge la Ley, no se genera una asimilación al alta total. Se considera alta respecto a las contingencias señaladas, y va a tener el alcance y vigor ciertos en todos y cada caso.
Son ejemplos de situaciones asimiladas al alta las siguientes:
El desempleo involuntario, sea por cese temporal o bien terminante y subsidiado
En el caso de los trabajadores de temporada, los periodos de inactividad
Alta presunta o bien alta de pleno derecho
En aquellos casos en los que no exista un alta real, mas un sujeto esté en una situación en la que habría de estar de alta, se estima que hay un alta presunta o bien de pleno derecho.
Este alta tiene efectos respecto a ciertas contingencias, como las siguientes:
Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales
Asistencia sanitaria en el caso de enfermedad común, accidente no laboral, maternidad y peligro a lo largo del embarazo
O sea, cuando hay un alta presunta, el trabajador está en su derecho a las posibilidades citadas.

 cuatro. Acuerdo singular a lo largo de la situación de alta especial

Aquellos trabajadores que se hallen en alta singular, a raíz de una huelga legal o bien el cierre patronal, pueden subscribir un Acuerdo singular. Una vez subscrito este Acuerdo singular, la situación del trabajador proseguirá siendo de alta singular.
Este Acuerdo tiene por objetivo llenar las bases de cotización que correspondan a las contingencias de:
Invalidez permanente, y muerte y supervivencia
Aquellas que se deriven de enfermedad común y accidente no laboral
¿Cuáles son los efectos del Acuerdo singular?
El Acuerdo singular debe presentarse en los noventa días naturales tras la data del cese en la actividad, o bien la situación que haya dado sitio a subscribir ese Acuerdo. En un caso así, surtirá efectos desde el día después a aquel en que haya producido efectos la baja en el régimen que corresponda. Ello a menos que quien lo pida escoja que los efectos empiecen cuando se presente la petición.
Si el Acuerdo se pide tras ese plazo de noventa días, este va a tener efectos desde el día en que se presente la petición.
La base de cotización a lo largo del Acuerdo singular
A lo largo del Acuerdo singular, la base de cotización se determina siguiendo las próximas reglas:
En los presuntos de huelga legal total o bien cierre patronal legal, la base diaria de cotización, la base diaria de cotización va a ser la resultante del promedio de las bases de cotización por las que hubiese cotizado el trabajador el mes precedente al principio de dicha huelga o bien cierre de la patronal.
Si se trata de una huelga parcial, la base diaria de cotización se determinará por la diferencia entre la cotización, que se calculará como en el caso precedente, y la base por la que cotice a diario el trabajador al paso que dure la situación.

Más información

Orden TAS/2865/2003, de trece de octubre, por la que se regula el acuerdo singular en el Sistema de la Seguridad Social