Qué necesito para pedir una nota simple


A través de una nota simple, puedes acceder a todos y cada uno de los datos más esenciales de un bien inmueble: quién es su titular, si tiene una hipoteca o bien otro género de cargas, etcétera ¿Deseas saber qué precisa para solicitar una nota simple? No tienes más que proseguir leyendo este artículo, y conseguirás toda la información que precisas.

1. Qué es una nota simple

La nota simple es un documento que puedes lograr en el Registro de la Propiedad, y en el que puedes localizar toda la información más esencial sobre un bien inmueble.
En una nota simple aparece quién es el dueño de la finca, si tiene algún género de carga (como por servirnos de un ejemplo una hipoteca, que es la más frecuente), o bien cualquier restricción que pueda tener su empleo (por servirnos de un ejemplo un usufructo, esto es, que una persona que no es la dueña está en su derecho a vivir en ella a lo largo de un tiempo, o bien aun su vida).
Si bien este documento no tiene valor alén de lo meramente informativo, en tanto que no se considera documento público, la verdad es que en la práctica resulta de lo más práctico. Veamos por qué razón.

2. Para qué vale este documento

Sobre todo, para eludir sorpresas desapacibles en el momento de adquirir una propiedad. Ten presente que generalmente te pedirán una señal, ya antes de formalizar el contrato final de compra y venta. Ya antes de firmar este contrato de arras (que es como se conoce a este contrato anterior para la entrega de la señal), es sumamente esencial que conozcas la situación real del bien inmueble.
Mas la nota simple tiene otras utilidades, sobre todo las siguientes:
A través de este documento, puedes acreditar quién es el titular de una finca, la descripción de exactamente la misma y las posibles cargas con las que cuente. Si bien como señalábamos ya antes no se trata de un documento público, los distintos organismos públicos (como Hacienda, los Juzgados, etcétera), como otros órganos administrativos (como el Catastro Inmobiliario), admiten la valía de la nota simple para revisar estos datos.
Por otra parte, si pedirás una hipoteca, puedes dar la nota simple del inmueble al tasador a fin de que cuente con los datos que aparecen en este documento. Eso sí, debe tratarse de una nota simple expedida por el Registro hace 3 meses, como máximo.

3. Qué necesito para solicitar una nota simple

Para solicitar una nota simple, no tienes más que comunicar en el Registro que tienes un interés lícito para conseguir este documento. Es suficiente con que expliques que estás interesado en adquirir ese inmueble.
Además de esto, en Internet existen diferentes páginas mediante las que puedes solicitar una nota simple. No tienes más que preguntar en el buscador, y explorar una por una hasta dar con la que más te interese (sobre todo por el coste).
El Instituto de Registradores cuenta con su web oficial, donde asimismo puedes pedir una nota simple. Accede al trámite de manera directa, haciendo click en el próximo enlace:
Registradores de España- Registro on line
Puedes solicitar la nota simple en persona en el Registro de la Propiedad, o bien de forma on-line, por medio de distintas webs.
Por otra parte, para solicitar la nota simple, debes asistir al Registro de la Propiedad o bien acceder a una de las web que mentábamos ya antes. Debes facilitar algunos datos de la residencia, a fin de que los registradores puedan buscar la nota. Las formas de buscar una nota simple son las siguientes:
A través de los datos registrales
En un caso así debes contar con del número de registro del inmueble, como del ayuntamiento donde se halla, y la localización específica. Así, los registradores pueden dar con dicha finca en su base de datos. Toda vez que sepas exactamente en qué libro se anotó la propiedad, debes facilitar asimismo este dato, que agilizará la busca.
A través del Idufir
El identificador único de finca registral (Idufir), es un número a través de el que los registradores pueden dar con la residencia, se halle donde se halle en todo el territorio nacional.
Cada propiedad tiene su Idufir, en tanto que es un dato básico con el que todos y cada uno de los inmuebles deben contar. Si tienes este identificador, no debes facilitar ningún dato más en el Registro de la Propiedad.
Por los datos del titular
Si tienes el nombre y el NIF del dueño del inmueble, los registradores asimismo van a poder dar con la nota simple de esa propiedad. Sin embargo, debes tomar en consideración que quizá ese dueño tenga múltiples inmuebles a su nombre, y en el Registro aparezcan todos .
Por este motivo, resulta conveniente que cuentes con algún dato más, relativo a la finca. Cuanto más específicos sean los datos mejor, puesto que es posible que sepas la urbe donde se halla el inmueble, mas quizá ese dueño tenga más de un inmueble en ese ayuntamiento.
Con la dirección completa del inmueble
Es la opción más compleja, mas asimismo es posible buscar la nota simple mediante datos relacionados con la ubicación de la propiedad. En un caso así hay que contar con la dirección completa del inmueble.
El Registro de la Propiedad tiene acceso a todos las propiedades del país, a través de su base de datos. Mas es posible que la información que tengas no coincida con la que tiene el Registro. Con lo que debes intentar que la dirección que tengas sea exactamente la misma con la que cuenten los registradores.
Por geolocalización
Si cuentas con las coordenadas del bien inmueble, en el Registro pueden lograr su Idufir. De esta manera, es posible conseguir la nota simple de esa propiedad.

4. Qué coste tiene conseguirla

Depende del modo en que consigas la nota simple. Si la pides personalmente en el Registro, puedes lograrla por un coste bajísimo, rondando los tres euros. En cambio, si la solicitas por medio de una web, el costo puede ascender hasta más de veinte euros.

Más información

Registro de la Propiedad – Registros – Ministerio de Justicia