¿Se puede vender un piso de protección oficial?


¿Tienes una VPO, mas ya no te resulta interesante vivir en ella? Si bien de entrada esta clase de residencia no se puede vender, esto no quiere decir que no exista ninguna salvedad. Ahora te vamos a explicar exactamente en qué casos se puede vender un piso de protección oficial. 

1. ¿Se puede vender un piso de protección oficial?

Las VPO están concebidas para quienes tienen unos ingresos limitados, y en consecuencia les cuesta acceder a una residencia de costo libre. Esto es, se trata de acceder el acceso a la residencia a persona con menor poder adquisitivo.
Puesto que esa es la finalidad de las residencias de protección oficial, no resultaría muy congruente que, una vez se consiguen, pudiesen ponerse en venta.
Por esta razón, de entrada, un piso de protección oficial no se puede poner en venta. A fin de que esto resulte posible, es preciso que pierda la condición de residencia protegida. A fin de que una VPO pueda ser descalificada, de entrada debe pasar un plazo de tiempo, que generalmente acostumbra a ser de diez años.
Esto no desea decir que no se pueda, en ningún caso, vender ya antes un piso de protección oficial. Para esto, es preciso pedir una autorización a la Comunidad Autónoma, para poder vender la residencia todavía cuando aún se considera como residencia protegida.
Esta petición debe dirigirse específicamente a la Consejería eficiente en materia de residencia en la Comunidad Autónoma. El modelo de impreso que se debe rellenar se establece en la propia Comunidad, y por este motivo es diferente en todos y cada una de ellas. Así como este impreso, hay que presentar los próximos documentos:
documento de identidad o bien del NIF de la persona que hace la petición, en copia.
Copia de la escritura de propiedad de la residencia que se pretende vender.
Copia de la escritura de cancelación del préstamo cualificado, en su caso.Para poder vender una VPO, esta debe quedar anteriormente descalificada. Esto ocurre en general por el trascurso de un cierto número de años, mas asimismo se puede solicitar de manera voluntaria ya antes de tiempo.

¿Qué sucede si deseo vender la VPO a mi cónyuge?
En caso de que pretendas vender la residencia de protección oficial a tu cónyuge, no es preciso que solicites autorización alguna. Resulta indiferente que la causa de la venta sea que vais a disolver vuestro régimen económico marital, o bien que se haya extinguido el condominio de la residencia. En todo caso, la venta se puede hacer sin presentar ninguna petición.

 dos. ¿Es posible arrendar una VPO?

De exactamente la misma forma que no se pueden vender, de entrada las residencias de protección oficial tampoco se pueden arrendar. Ten presente que para lograr una VPO hay que cumplir unos requisitos que resultan incompatibles con su alquiler. Se trata de los siguientes:
La primera cosa que se requiere es que esta residencia sea la primera vivienda de su dueño. Esto es, que se demanda vivir en ella de forma frecuente. Sin embargo, hay que tener muy presente que las VPO son competencia de las Comunidades Autónomas, y las condiciones pueden cambiar en todos y cada caso.
Por otra parte, es requisito imprescindible que quien desee conseguir una residencia de protección oficial, no sea dueño de ninguna otra residencia, ni VPO ni de costo libre. Un requisito que confirma de nuevo la obligatoriedad de vivir en esta residencia.
Mas además de esto, asimismo es requisito expreso que quien accede a una residencia de protección oficial, viva en ella. En todos y cada Comunidad Autónoma se establece el máximo de meses que se puede vivir fuera de ella por año. Se trata de un requisito trascendental, puesto que aun acostumbra a establecerse un plazo máximo de tiempo para entrar a vivir en la VPO.
¿Exactamente en qué casos se puede arrendar una VPO?
No obstante, hay algunas casos en los que se puede arrendar la residencia de protección oficial. Del mismo modo que ocurre en el momento de vender, para arrendar una VPO por norma general hay que aguardar a que se transforme en una residencia libre, por haber pasado el tiempo establecido.
Si bien tal y como apuntábamos ya antes, generalmente los pisos de protección oficial pierden la condición de residencia protegida a los diez años, se puede pedir su descalificación ya antes de tiempo asimismo para ponerlos en alquiler. Para esto hay que solicitar de manera voluntaria dicha descalificación a la consejería eficiente en residencia de la Comunidad Autónoma, solicitando que la residencia de protección oficial se transforme en una residencia libre.

3. ¿Qué coste tiene pedir la descalificación?

Descalificar una residencia de protección oficial es un trámite que, por sí, no tiene ningún costo. Lo que hay que tener muy presente es que, cuando se pide la descalificación, es preciso devolver los próximos importes:
Aquellos que corresponden a las ayudas o bien bonificaciones que el dueño de la residencia hubiese recibido desde el instante en que consiguió exactamente la misma.
Los intereses legales pertinentes, calculados desde que se lograron las ayudas.

Más información

Ministerio de Promuevo- Programas de Ayudas a la Residencia